Toro

Toro“La Muy Noble, Muy Leal y Muy Antigua Ciudad de Toro” se asienta sobre una atalaya, junto al río Duero, que riega una fértil vega donde se cultivan cereales, hortalizas, frutales y su producto estrella el muy apreciado vino de Toro. A 739 metros de altitud, con 10.000 habitantes, es una de las ciudades más importantes de la provincia de Zamora, enclave económico relevante y cabeza de las denominaciones de origen vitivinícola de Toro y del queso zamorano. En esta demarcación vinícola, HEREDAD DE URUEÑA obtiene su vino “MOISÉS”.

Historia

Los orígenes de Toro son muy antiguos, pues los restos arqueológicos encontrados nos llevan a la etapa celtibérica. La región fue repoblada por el infante don García, hijo de Alfonso III el Magno, a finales del siglo IX, con gentes venidas del norte, concretamente de Asturias, Vasconia y Navarra.

Cuna de reyes, morada de nobles y asiento de judíos y moriscos, órdenes militares y religiosas, Toro tuvo voz y voto en Cortes, reuniéndose éstas en el año 1397 en época de Enrique III, también en 1426 y en 1442 reinando Juan II. Juega un papel importante durante el enfrentamiento de Isabel la Católica y Juana la Beltraneja por la corona de Castilla, aquí tuvo lugar la famosa “Batalla de Toro”, en el año 1476.

Plaza. ToroEn el año 1505 se reúnen las Cortes convocadas por Fernando el Católico, se lee el testamento de Isabel la Católica y se proclama reina a Juana la Loca, promulgándose las Leyes de Toro. Estas famosas Cortes de Toro se reunieron en el Palacio de las Leyes. En el año 1923 se produjo un gran incendio que destruyó totalmente el citado Palacio quedando solamente una bella Portada.

Durante el reinado de Carlos I tomó parte activa en la lucha de las comunidades, desde ese momento empieza su declive político y social.

En el siglo XVII es nombrada capital de la provincia, formada por tres partidos: el de Toro, Carrión y Reinosa. En el año 1833 deja de ser provincia por una nueva demarcación del mapa geográfico de España.

Tiene una gran importancia la actividad agrícola, sobre todo en el sector vitivinícola.

Monumentos

Recorriendo las calles y plazas de Toro, el visitante puede comprobar que la ciudad ha tenido un pasado importante. Su aspecto medieval hace que el viajero camine por lugares llenos de historia. Así vemos restos de su muralla en la Puerta de la Corredera, por la calle de la Corredera llegamos a la Plaza de Santa Marina, donde podemos ver el Arco de la Torre del Reloj (s. XVIII), se dice que para su construcción se empleó vino en lugar de agua. O tenían mucho vino -seguro- o era muy costoso subir el agua desde el río Duero.

De aquí nos dirigimos a la Plaza Mayor, cuyos edificios muestran lo mejor de la arquitectura popular. La mezcla de lo medieval con lo moderno hace que la plaza sea un precioso conjunto. Destacan los soportales de los edificios.

En esta plaza se ubica el edificio del Ayuntamiento de Toro (s. XVIII). Data de la época de cuando la ciudad fue capital de provincia y ésta tuvo una gran recuperación económica.

El visitante, al recorrer las calles de la Judería y adyacentes, notará el pasado judío y muzárabe de esta ciudad.

En la Plaza del Carmen se encuentra el Convento de San José (s. XVII), y en la de San Marcos el Convento de Santa Clara (s. XIV) y desde el mirador de El Espolón tenemos una magnifica panorámica de la vega que rodea la ciudad de Toro. Desde este punto se puede disfrutar del Puente de Piedra (s. XII-XIII), románico de veintidós arcos apuntados que atraviesan el río Duero.

Durante el recorrido por el interior de Toro el forastero podrá contemplar el Arco del Postigo, las ruinas de Santo Domingo, los Palacios de Bustamante y del Obispo, la impresionante mole del Palacio de los Marqueses de Alcañices (s. XVI), en su interior residieron los padres de Isabel la Católica y el Conde Duque de Olivares. Seguimos callejeando y nos encontramos con la Casa de la Nunciatura (s. XVI) y su estupenda rejería, el Monasterio de Santa Sofía (s. XIV), del que destaca el Patio Cisterna o Patio de Armas de Sancho IV y la Iglesia con artesonado morisco del siglo XVI. Otro Palacio que podemos contemplar es el de los Condes de Requena con su patio lleno de capiteles y el Palacio de los Marqueses de Castrillo, actual sede de la Casa Municipal de Cultura. Durante el siglo XIX se construyó el Teatro Latorre y la Plaza de Toros (1828). Dos ejemplos de arquitectura hospitalaria los tenemos en el Hospital de la Cruz (s. XVI) y en el Hospital General de Nuestra Señora de las Angustias (1775).

Colegiata de Santa María la MayorToro posee un abundante patrimonio artístico y estos son algunos ejemplos: Iglesia de San Lorenzo el Real (s. XII-XII), de la que destaca el retablo; Iglesia del Santo Sepulcro (s. XII), con su portada gótico-mudéjar; la Iglesia de San Salvador (s. XII), tiene un interesante museo de Arte Sacro; Iglesia de Ntra. Sra. de la Vega (s.XIII), también se la conoce como la Ermita del Cristo de las Batallas, la imagen de su interior tiene gran devoción en Toro; Iglesia Parroquial de San Julián de los Caballeros (s. XVI); Iglesia de la Santísima Trinidad (s. XII); Real Monasterio de Sancti Spiritus (s. XIV-XVII), en el que se halla el sepulcro de Beatriz de Portugal y en su museo destaca la colección de Sargas; San Sebastián de los Caballeros (s. XIII), en su interior se encuentran las Pinturas Murales de Santa Clara y por último la Iglesia de Santo Tomás Cantuariense (s XII), el retablo mayor es obra de la escuela de Berruguete.

Para terminar con muy buen sabor de boca dejaremos para el final la visita a la joya de la ciudad de Toro: la Colegiata de Santa María la Mayor. Es el monumento más emblemático de la ciudad. En el año 1892 fue declarado Monumento Histórico-Artístico. Su construcción se remonta al s. XII. Fue levantada en dos etapas diferentes y por dos maestros diferentes, a lo largo de 100 años. Del exterior destaca la Portada y la Torre –los dos cuerpos inferiores son de la época románica-. El interior está compuesto por tres naves. Destacan los capiteles de los pilares, el órgano y el cimborrio. En una de las columnas del templo se encuentra una imagen de la Virgen embarazada, una de las pocas que existen en España.

Sacristía de la Colegiata de Santa María la MayorEn la Sacristía hay una interesante colección de orfebrería religiosa, pinturas e imaginería, siendo el más significativo el rico Sagrario (s. XVII) de marfil y carey y la famosa tabla de la Virgen de la Mosca –obra flamenca del s. XVI-.

Pero lo más destacado de la Colegiata es la Puerta de Occidente o también llamada de la Majestad. Es un hermoso y magnífico pórtico ricamente decorado y policromado, de estilo gótico. En él se narra la vida de la Virgen, la infancia de Cristo, el Purgatorio y el Juicio Final. Esta puerta está protegida de las inclemencias del tiempo ya que es la joya más preciada de la Colegiata.

También señalar que a 7 kilómetros de Toro se encuentra el Castillo de Villalonso, del siglo XV, sobrio, poderoso y de planta cuadrada, está muy bien conservado.

Fiestas

En el mes de febrero se celebran los Carnavales, declarados de Interés Turístico Regional, con gran participación popular.

También tiene mucha importancia turística las diversas procesiones y actos religiosos durante la Semana Santa.

El 28 de agosto se celebra la festividad de San Agustín, durante la cual tiene lugar la tradicional Fuente del Vino: ponen una gran cuba de vino en el centro de la plaza de toros y sueltan un novillo. El que quiera y pueda a beber vino. La diversión esta garantizada. Además hay desfile de carrozas y fiestas taurinas.

A mediados de octubre se celebra la Fiesta de la Vendimia, de gran atractivo turístico, una tradición popular que el Ayuntamiento promueve para popularizar el producto más importante de la ciudad. Durante las fiestas se desarrollan actividades culturales, jornadas gastronómicas, catas y promoción

Gastronomía

Queso de ToroEl producto más famoso de Toro y por la cual se la conoce a nivel nacional e internacional es el vino. Es conocido desde antiguo: caldos espesos, recios, de un color oscuro, casi negro, que han dado lugar a numerosos refranes como vino de Toro es oro, aunque prieto como moro o tomando vino de Toro, más que comer devoro”. Estos caldos son afrutados y de alta graduación. Hoy en día las modernas bodegas utilizando la ultima tecnología elaboran tintos, rosados y blancos más ligeros de cuerpo y grado, aunque conservando los aromas.

El otro producto estrella es el queso puro de oveja, curado de 6 a 12 meses. Está elaborado exclusivamente con leche de oveja cruda, su pasta es amarilla y dura, con fuerte olor y sabor,

Gastronomía de ToroEn los numerosos restaurantes se puede degustar la cazapichones, codornices y perdices-, el lechazo y el cabrito asado. De las huertas regadas por las aguas del río Duero salen riquísimas hortalizaslombarda, coliflor, cardo, espárragos, tomate y pimientos-, famosos son los pimientos rellenos a la toresana. También destacan los embutidos, el cocido zamorano congarbanzos de Fuentesaúco, el arroz a la zamorana, los peces de río o el bacalao al ajoarriero, los chuletones y churrascos de ternera de Aliste o las famosas sopas de ajo. Alser también una tierra de cereales se fabrican estupendos dulces, pastas, hojaldres, bollos de aceite y de almendra, mazapanes, galletas y pan para acompañar los diferentes platos gastronómicos. Toro tiene una larga tradición dulcera. Otro postre riquísimo son los melocotones al vino.

Gastronomía de ToroImportante decirle al viajero que en los bares de la Plaza Mayor tienen y deben degustar las exquisitas tapas acompañándolas del vino de Toro y del sabroso pan zamorano.

Si puede, visite una bodega y haga acopio de buen vino. También puede visitar a las monjas de Sancti Spiritu, son unas magnificas reposteras.

Economía

Como se puede comprobar el sector vitivinícola tuvo y tiene una gran importancia en la comarca de Toro. Grandes bodegas de otras zonas de España y también de Francia se han establecido en estas tierras, atraídas por las buenas vides de estos pagos. La actividad principal es el cultivo de viñedos y también existen algunas industrias de transformación. Tiene una gran importancia la fabricación de galletas y dulces.

El municipio de Toro forma parte de la zona de producción de tres productos que sobresalen por su calidad: el vino, el queso y la harina.

Se comercializan con las etiquetas de calidad de:

  1. Denominación de Origen "Toro".
  2. Denominación de Origen “Queso Zamorano”.
  3. Marca de Garantía “Harina Mezcla Tradicional Zamorana”.

Es muy relevante la industria quesera, de la que la fábrica de García Vaquero, una de las más grandes de Europa, es todo un exponente de riqueza y vitalidad.

Igualmente son destacables la industrias de elaboración de embutidos, fabricación de maquinaria agrícola, cultivo y distribución de frutas y vegetales de la famosa Vega de Toro, bañada por el río Duero…


En el centro del centro de Castilla